TV En Vivo
Miércoles de 10:00 a 15:00 hrs.

Siguenos en
 
 
Portal Informativo de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP


 

1715-2015: Tricentenario luctuoso de Luis XIV PDF Imprimir
Marcos Marin
Escrito por anuncia1   
Lunes, 21 de Septiembre de 2015 01:00

1715-2015: Tricentenario luctuoso de Luis XIV

Por Marcos Marín Amezcua

El 1 de septiembre de 1715 murió en el portentoso Palacio de Versalles, el rey Luis XIV, quien se hizo llamar “el rey sol” y que a partir de este mote hizo girar a su corte, a Francia y al mundo en torno a él, exaltando su figura al mismo tiempo que al absolutismo basado en el derecho divino de los reyes y a la preponderancia de la Corona por encima de los estamentos del Estado.
¿Por qué es importante Luis XIV y nos significa tanto en su tricentenario luctuoso? Porque su prolongado reinado (iniciado en 1643, a los 4 años) colocó a Francia en un periodo de extenso poderío. Ciertamente que rivalizó con los Países Bajos e Inglaterra por apoderarse del mundo, pero consiguió suficiente poder para Francia, como para oponerse a esos países y así consolidar la expresión “el siglo de Luis XIV” tan del siglo XVII.
El rey sol emprendió reformas importantes en el estado francés. Consiguió sostener la paz interna que su padre, Luis XIII, había alcanzado y, desde luego, de la mano del cardenal Mazarino, sucesor de Richelieu, además de mantener el entendimiento directo con la iglesia tras las guerras de religión entre católicos y protestantes que desangraron Francia en el siglo previo, en tanto que alcanzó a consolidar el estado absolutista que le permitió engrandecer su nombre, fomentando la cultura francesa que hoy nos es tan distinguible y emblemática. También consolidó la expansión francesa en el Caribe, en el llamado Canadá francés y la Luisiana, un extenso territorio colonizado por sus súbditos que enseñorearon con su nombre y con la fundación de ciudades como Nueva Orleáns y San Luis, en el centro de los actuales Estado Unidos.
Versalles es una capítulo aparte. Un palacio de dimensiones formidables para satisfacer el ego del rey y ser la envidia de Europa, que lo copió no en proporciones descomunales, y fue poseedor de jardines de ensueño, cuyo mantenimiento consumía el sesenta por ciento de la renta de Francia para mantenerlo al día. Desde luego que es la mejor muestra de los excesos y la soberbia del monarca, traduciendo en realidad la leyenda inscrita en uno de sus frentes: “a todas las glorias de Francia”. Versalles es el sinónimo de refinamiento y el bien gusto francés, recargado, pasteloso, dispendioso, excesivo, espléndido, que resulta de un espacio que no puede dejar de verse para comprender mejor el alcance del poderío de la Francia de los luises.
Luis XIV dejó al morir, una Francia en problemas, empobrecida, con severas desigualdades. No todo fueron luces, también hubo sombras. Luis XIV nos recuerda que los pueblos se hartan. Pasaron muchas décadas antes de que estallara la Revolución Francesa. No se le culpa de ella en forma directa, pero sí se le refieren sus excesos de reinado como una de sus múltiples causas. Pese a ello, su posición como el rey sol sigue siendo valorada. El imaginario revolucionario lo respetó, aunque es verdad que durante aquella guerra intestina los franceses profanaron su tumba y extrajeron su corazón para hacerlo trizas. Apenas fue eso, un rasguño a su fama inmortal, que empezó hace 3 siglos y continúa.
 
periÓdico

multimedia

TelaS de Amor


Fotografía Jorge Rosano

Libros Raul Espinoza

Escultura Gogy Farías

Escultura Tiburcio Ortíz


Teatro Alejandro Faugier


Milly Cohen
   
InicioServiciosContenidoFundaciónEditorialesPromociónSitios de interésComentarios y sugerencias
Portal de información de
Fundación para la Promoción del Altruismo I.A.P

Teléfonos (52 55)  5250 1851
 
www.anunciacion.com.mx
Todos los Derechos Reservados México DF 2012-2016