TV En Vivo
Miércoles de 10:00 a 15:00 hrs.

Siguenos en
 
 
Portal Informativo de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP


 

A la conquista de lo público PDF Imprimir
Alberto Ross
Escrito por Administrator   
Domingo, 24 de Marzo de 2013 10:39
Otiolum

A la conquista de lo público


Alberto Ross
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 
Los ciudadanos, en general, solemos estar insatisfechos con el desempeño de los políticos profesionales. No sólo en México, sino en el mundo entero. Sin embargo, es difícil establecer el grado de responsabilidad que compartimos con los dirigentes en la construcción de los desastres nacionales e internacionales. El protagonismo de las personas reales y concretas se echa de menos en la esfera pública.
La razón del desasosiego es sencilla: las libertades sociales no se ejercen nunca en solitario. Algunas  de las causas que están detrás de esa ausencia de los ciudadanos en la vida social a veces es fácil de advertir, aunque difícil de solucionar. Una de ellas es, sin duda, la creencia quizás ingenua, pero generalizada, en la posibilidad del éxito personal al margen de la suerte de la comunidad a la que pertenecemos. ¿Alguien elige su carrera universitaria o su vida laboral pensando, al menos por un momento, en las necesidades reales de su país? No me refiero solamente a la cuestión de la oferta y la demanda laboral, sino en la consideración de un proyecto razonable de nación.
Lo que solemos contemplar es el espejismo del individualismo, que aumenta geométricamente, mientras que la participación política de los ciudadanos brilla por su ausencia. El problema no es menor. Hay buenas razones para pensar que  la reconciliación con el espacio público es el único camino cierto hacia una sociedad más humana. No hacia la complacencia pasiva, sino a la participación real y efectiva en la vida de la comunidad a la que pertenecemos todos.
La vida política aspira a volver más humana a la sociedad, pero mientras más nos alejamos de la esfera pública, paradójicamente nos alejamos más de nosotros mismos. El hombre, sabemos bien, sólo alcanza a desarrollar su humanidad en comunidad y la comunidad sólo es realmente humana cuando respeta al hombre. La dialéctica es ineludible.
La recuperación del espacio público adquiere así un carácter de urgencia. Si nos desentendernos sin más de los asuntos públicos, arrastraremos con nosotros a nuestros contemporáneos y a las generaciones que vienen detrás. Si bien esta idea puede parecer muy general, no por ello deja de ser un buen principio de acción. Hacer bien el propio trabajo es una buena forma de crear valor en la sociedad, pero también los es el buscar un espacio en la agenda personal para atender un problema de la comunidad. Los hay de muchos tipos y para todos los todos gustos. El día que estemos convencidos del poder que tienen las pequeñas acciones de cada uno de los miembros de una comunidad, nos sorprenderíamos de los resultados que podríamos alcanzar como sociedad. Hoy, sin duda, sería un buen día para comenzar.
 
periÓdico

multimedia

TelaS de Amor


Fotografía Jorge Rosano

Libros Raul Espinoza

Escultura Gogy Farías

Escultura Tiburcio Ortíz


Teatro Alejandro Faugier


Milly Cohen
   
InicioServiciosContenidoFundaciónEditorialesPromociónSitios de interésComentarios y sugerencias
Portal de información de
Fundación para la Promoción del Altruismo I.A.P

Teléfonos (52 55)  5250 1851
 
www.anunciacion.com.mx
Todos los Derechos Reservados México DF 2012-2016