TV En Vivo
Miércoles de 10:00 a 15:00 hrs.

Siguenos en
 
 
Portal Informativo de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP


 

A propósito de las vacaciones y los aeropuertos... PDF Imprimir
Alberto Ross
Escrito por Administrator   
Sábado, 23 de Marzo de 2013 10:39
Otiolum

A propósito de las vacaciones y los aeropuertos...

Alberto Ross
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 
Los aeropuertos, como lo sugiere alguna película, son un buen laboratorio para medir la temperatura de las relaciones humanas y, por tanto, de la sociedad. Por ahí pasan los gobernantes, los gobernados, los inmigrantes, los emigrantes, los optimistas, los pesimistas y todos los sectores de la sociedad. Es un lugar en el que todos los días se cruzan la fragilidad de las pasiones con la firmeza de las decisiones. Se viaja de trabajo o de placer, con alegría o con miedo, pero en todos los casos, porque se quiere hacerlo. De ahí que los aeropuertos, junto con los hospitales y las agencias funerarias, sean uno de esos espacios propicios para calibrar cómo va el mundo.
En un aeropuerto nos topamos por igual con un grupo de aventureros ansiosos por alguna expedición extrema, que a un grupo  viajeros que se dirige a la playa en un plan todo incluido. Están los ejecutivos, las celebridades, los inmigrantes y un largo etcétera en el que siempre encontramos las pasiones a flor de piel. Sin embargo, de todo lo que se pueda ver en ese lugar, el clímax de lo humano se da en esas pequeñas puertas que dividen a los que llegan y a los que esperan, a los que se van y a los que se quedan.
La alegría de algunas bienvenidas coexiste con la tristeza de otras tantas despedidas. Dicho fenómeno nos pone frente a uno de esos misterios de la naturaleza humana que causan insomnio a los filósofos desde hace más de veinte siglos. En ese lugar encontramos todos los días lágrimas y sonrisas que delatan, entre otras cosas, que todavía hay un breve espacio en la realidad que no ha sido trastocado por el terror y el sinsentido. Si bien la violencia de lo cotidiano reportada hasta el cansancio por algunos medios ha eliminado prácticamente cualquier posibilidad de aferrarse a un optimismo ingenuo, no podemos pasar por alto estos pequeños fenómenos que falsean el triunfo absoluto del pesimismo.
En efecto, en el mundo hay maldad e hipocresía, pero afortunadamente también quedan algunas lágrimas y sonrisas sinceras. Todos las hemos visto y las hemos vivido. Vale la pena resaltar esa realidad interior que todavía vive en muchas personas y de la cual brotan esas lágrimas y esas sonrisas de manera genuina. Todos extrañamos a alguien y alguien nos extraña, así que vale la pena seguir apostando por aquellas personas y cosas que le dan sentido a la realidad y que son un motivo sincero para reír o llorar. Se trata, en definitiva, de encontrar el cristal adecuado para mirar la realidad. Al que ya lo tenga, felicidades y el que no, ojalá lo encuentre pronto.
 
periÓdico

multimedia

TelaS de Amor


Fotografía Jorge Rosano

Libros Raul Espinoza

Escultura Gogy Farías

Escultura Tiburcio Ortíz


Teatro Alejandro Faugier


Milly Cohen
   
InicioServiciosContenidoFundaciónEditorialesPromociónSitios de interésComentarios y sugerencias
Portal de información de
Fundación para la Promoción del Altruismo I.A.P

Teléfonos (52 55)  5250 1851
 
www.anunciacion.com.mx
Todos los Derechos Reservados México DF 2012-2016