TV En Vivo
Miércoles de 10:00 a 15:00 hrs.

Siguenos en
 
 
Portal Informativo de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP


 

Universidad y sociedad PDF Imprimir
Alberto Ross
Escrito por Administrator   
Sábado, 01 de Febrero de 2014 10:39
Acentos

Universidad y sociedad


Alberto Ross
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 
Una sociedad que aspira a ser plural necesita la presencia efectiva de contrapesos entre sus miembros. De esta manera, se generan los espacios propicios para que todas sus voces sean escuchadas. Uno de esos contrapesos son, sin duda, las universidades. Ellas tienen como una de sus funciones  naturales alimentar y elevar el tono de los discursos que se dan en el espacio público y abren a las personas hacia distintos tipos de opiniones. La causa de esto es que una verdadera universidad es un lugar donde sus miembros tienen como misión  el conocimiento y la transmisión de la verdad en todos sus ámbitos: el científico, el humanístico, el económico… Ese es su espíritu fundacional. No el vender títulos, ni lucrar con las aspiraciones de sus estudiantes.
De ahí que la crisis de sentido por la que atraviesan las universidades en el mundo contemporáneo no sea un asunto menor. En la búsqueda por ganar alumnos o fondos, hay universidades que ponen en estredicho su labor fundamental. La visión de la universidad como empresa lucrativa es uno de los golpes más duros que ha recibido. La autonomía no sólo se dice respecto del gobierno, sino también frente al mercado. Claro, siempre y cuando se tenga a la vista la apertura y la vocación hacia la verdad. De lo contrario, la universidad degenera en un gran departamento de capacitación, cuando no, en un tianguis donde se ofertan títulos universitarios sin ningún tipo de respaldo. La “utilidad” de esa formación se puede comprobar a diario.
El compromiso social de la universidad es enfocar sus fuerzas en la generación de conocimiento teórico y práctico. Nadie puede dar lo que no tiene y en esa coyuntura esdonde se decide si la universidad podrá ser o no un contrapeso real en la sociedad. La autonomía política deberá ir acompañada de la autonomía frente al mercado, donde “autonomía” no es ruptura, pero tampoco sumisión. En ese camino la universidad podrá ser una fuerza efectiva en la sociedad a la que está llamada a servir. De lo contrario, las dictaduras blandas estarán a la vuelta de la esquina.
 
periÓdico

multimedia

TelaS de Amor



Fotografía Jorge Rosano

Libros Raul Espinoza

Escultura Gogy Farías

Escultura Tiburcio Ortíz


Teatro Alejandro Faugier


Milly Cohen
   
InicioServiciosContenidoFundaciónEditorialesPromociónSitios de interésComentarios y sugerencias
Portal de información de
Fundación para la Promoción del Altruismo I.A.P

Teléfonos (52 55)  5250 1851
 
www.anunciacion.com.mx
Todos los Derechos Reservados México DF 2012-2016