TV En Vivo
Miércoles de 10:00 a 15:00 hrs.

Siguenos en
 
 
Portal Informativo de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP


 

Los tiempos de la solidaridad PDF Imprimir
Alberto Ross
Escrito por Administrator   
Sábado, 01 de Noviembre de 2014 10:39
Acentos

Los tiempos de la solidaridad

 
Alberto Ross
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 
Los hechos recién ocurridos en Guerrero interpelan a todas las consciencias y, sin duda, son un llamado a la solidaridad. Si bien es cierto que el significado de esta palabra se ha desgastado por el uso corriente, también es verdad que su ejercicio nos permite reinstalarla en su sentido más original. La solidaridad es un valor que se funda en la igualdad que reconocemos en todas las personas. Por ello, ninguna vida nos puede parecer insignificante o prescindible sin más.
Mucha tinta ha corrido a propósito de la trágica desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. No cabe duda de la necesidad de demandar justicia y de la conveniencia de vigilar a todos los actores responsables de que se imparta. Sin embargo, como muchas voces lo han señalado, no se puede perder de vista que una de las primeras exigencias en este caso es la de solidarizarnos con las cuarenta y tres familias que han vivido las últimas semanas en medio de la angustia y la zozobra. Los padres, los hermanos y los abuelos merecen toda nuestra atención y acompañamiento. En efecto, hay muchas personas afectadas por la violencia en distintas partes del mundo. Sin embargo, este hecho indiscutible no implica que debamos quedarnos con los brazos cruzados frente a las que están más cerca de nosotros.
Los pronunciamientos, ya sean individuales o institucionales, son bienvenidos en estos momentos donde no hay mucho que celebrar, quizás nada. Lo de menos es quién lo hizo primero y quién después. Las formas tampoco son lo más importante. La  gravedad de la tragedia nos debería poner por encima de la lógica de lo políticamente correcto, pues las víctimas necesitan algo más que ese cálculo. Algunas de las manifestaciones de apoyo serán sinceras y otras guardarán una segunda intención, pero la visibilidad del acompañamiento a las familias tiene un valor difícil de negar.
Sabemos que no faltarán los oportunistas que tratarán de capitalizar este momento a su favor. Tampoco podremos escapar de la emergencia de voces que, desde cierto fundamentalismo, tratarán de que prevalezca una sola de forma manifestar apoyo a las víctimas: la suya. Sin embargo, nada de esto debería distraer nuestra atención de las necesidades reales de las familias que de un día para el otro se vieron envueltas en un verdadero infierno. Hay que acompañarlas, escucharlas, comprenderlas y no permanecer indiferentes frente a sus solicitudes.
Las razones por las que uno podría condenar hechos como los sucedidos son muchas y de distinta índole. También son varias las circunstancias que agravan la situación. Sin embargo, mirando a las víctimas y a sus familias, podemos advertir que una de las razones más poderosas para solidarizarnos con ellas es que el ciclo de la vida nos enseña que lo natural es que los hijos entierren a sus padres. Cuando los roles se invierten o, simplemente, cuando cabe la posibilidad de que así sea, no nos cabe la menor duda de que estamos frente a una tragedia. El solo hecho de que una madre y un padre tengan que ir a dormir con esa cruz a cuestas es razón suficiente para que nos solidaricemos con ellos y con todas las personas que atraviesan por una situación similar. No sólo hoy, sino en todo momento.
 
periÓdico

multimedia

TelaS de Amor



Fotografía Jorge Rosano

Libros Raul Espinoza

Escultura Gogy Farías

Escultura Tiburcio Ortíz


Teatro Alejandro Faugier


Milly Cohen
   
InicioServiciosContenidoFundaciónEditorialesPromociónSitios de interésComentarios y sugerencias
Portal de información de
Fundación para la Promoción del Altruismo I.A.P

Teléfonos (52 55)  5250 1851
 
www.anunciacion.com.mx
Todos los Derechos Reservados México DF 2012-2016